BLOG – INTRATIME | Reloj de fichar

A ojos del cliente: El reloj de fichar no se apaga en verano y el ventilador tampoco

13 Ago A ojos del cliente: El reloj de fichar no se apaga en verano y el ventilador tampoco

 El reloj de fichar no se debería apagar jamás a ojos del cliente. El gran terror de todo empresario es perder clientes por una mala gestión.

El verano es una época perfecta para trabajar y asegurarnos ser más rentables durante el año pero no olvidemos qué hacer para no perder posibles clientes en verano.

Recomendamos no cerrar las empresas en verano pues, cuanto más disponibles estamos para nuestros clientes menos probabilidades hay de que contacten con nuestra competencia. Así pues, es mejor no apagar el reloj de fichar en meses de calor.

Si por costes no te sale a cuenta abrir la empresa durante el verano, recuerda todas aquellas opciones que hay para seguir “abierto” a ojos del cliente:

          Emails: Permite que tus clientes te escriban emails y crea una respuesta automática para asegurar que tu cliente sabe cuando vuelves.

Fíjate un día a la semana para responder emails urgentes que puedan suponer la pérdida de un trabajo.

          Teléfono: Durante el mes anterior fija un contestador informando del horario laboral del verano. Otra opción puede ser desviar las llamadas telefónicas a tu número. Así ante un teléfono desconocido eres tú quien elige el horario para devolver la llamada.

          1 trabajador media jornada: Cierra la empresa pero no pierdas comba de lo que va pasando. Dependiendo de los proyectos, es posible que salga a cuenta que haya una persona trabajando por horas. Es muy fácil de controlar con un reloj de fichar como Intratime. Además, podrás controlar remotamente e incluso desde la playa las horas trabajadas.

 

¿TU EMPRESA NO CIERRA EN VERANO?

Sí es cierto que el ritmo de trabajo disminuye en verano, sin embargo, no debería ser así. Con la ausencia de presión y de ladrones de tiempo es el momento de:

          Organizar tareas para el resto del año. Es el momento de sacar el calendario.

          Terminar proyectos no prioritarios que aportan valor a la empresa.

          Aumentar la creatividad. Sin presión es más fácil parar un momento y pensar.

          Sacar del medio tareas administrativas acumuladas.

          Crear equipo con la gente que está trabajando en verano.

 

El reloj de fichar nunca para, porque siempre pueden llegar nuevos clientes, que por cierto… también estarán trabajando en verano. ¡No estás solo!

3

Post A Comment